lunes, 19 de noviembre de 2012

Día 58 - De la #información a la #Acción

Sin duda no hay aplicación si no hay movimiento.

Mis pensamientos no son reales, sin embargo tengo claro lo que hay que hacer para que aquellos pensamientos se realicen como yo mismo como mi expresión en el mundo.

Me expreso con cada movimiento, ya sea en abuso/deshonestidad o en perdón/honestidad, sin embargo yo decido cuando hacer que algo sea real o no mediante la acción de aquello y es así como me hago responsable de todo y cuanto hay aquí, porque yo muevo las cosas, yo moldeo mi entorno de acuerdo a mis acciones y no de acuerdo a mis pensamientos/backchats.

Ultimamente experimento lo difícil que es llevarme a la acción sin antes pasar por varios pensamientos de muchos tipos; muchas reacciones... y siento como una envidia de las personas que hacen las cosas de manera más "motivada", o al menos yo lo percibo de esa manera.

Experimento energía dentro de mi, de "flojera", de ganas de "desertar", de ganas de desviarme hacia la nada, hacia la omisión, hacia el querer ignorar todo lo que venga y por ende las ganas de satisfacer por completo mi interés personal y dejar para el último el resto de las cosas.

Esto solo lo puedo perdonar y tomar acción en el momento de la acción misma, en que realmente hago las cosas, sin generar angustia y miedo al no hacerlo NI TAMPOCO sentirme en la gloria al pensar que lo haré o mientras lo hago, ya que ello proviene unicamente del programa de la mente, por ende solo me llevará a la búsqueda de la felicidad = un vaso sin fondo = un loop infinito.

De la información a la acción... información aplicada, resonancia estructural manifestándose aquí, moviéndose  fusionándose con la realidad, viviendo, naciendo constantemente como uno e igual a todo.

Información en aplicación como uno solo.

ESPECÍFICO IGNACIO.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado confiar en mis ganas de cambiar como energía impulsora de mis acciones, sin haberme dado cuenta de que yo mismo puedo ser la energía impulsora en completa honestidad conmigo mismo y unicidad entre mi mente y lo físico, como uno solo dentro del ámbito del sentido común.

En el momento y cuando me veo a mi mismo confiando en las ganas de cambiar como energía imulsora de mis acciones, me detengo y respiro. Me doy cuenta de que soy yo en cada momento de respiro, en cada momento de darme cuenta de dónde estoy, qué hago ahí en ese instante y verme a mi mismo cambiando en el acto mismo de las acciones y así realizar acciones en confianza conmigo mismo incondicionalmente.

DEJO PENDIENTE LO SIGUIENTE:

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado querer salvar a la humanidad

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado tener miedo de la humanidad

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado tener miedo del miedo a la humanidad

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que haciendo cosas "buenas" voy a cambiar la realidad

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado querer ser superior por intentar salvar a la humanidad

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que soy superior a otras personas por la información que manejo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado confiar en la información antes que en mis acciones

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado abusar de las palabras y no ser uno con ellas en cada respiro

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado tener miedo de no usar el respiro y sentirme culpable

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado tener miedo de mi condición física

Me perdono a  mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que iniciar algo por medio de una aseveración es llevar a cabo la acción

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada